Isla Mujeres, un destino paradisiaco donde se disfruta a lo grande

By | February 24, 2021
Isla Mujeres

Al vacacionar al Caribe mexicano, donde se encuentra una de las ciudades turísticas más importantes en México, Cancún, lo primero que se piensa es en la zona hotelera y las islas que delimitan con dicha ciudad, siendo de las más llamativas la Isla Mujeres, debido a las actividades que se pueden realizar en ella.

En caso de que pienses viajar a Cancún, para hospedarte algunos días en sus lujosos hoteles y disfrutar de unas merecidas vacaciones en familia o con amigos, sin duda alguna, no puedes ignorar las islas cercanas a ella, ya que allí tienes asegurado un pase a la diversión total. Para acceder a ella, es necesario atravesar a bordo de una embarcación

Puedes realizar todo tipo de actividad, que tal vez ni te has imaginado. Tanta es la relevancia de esta isla, que hasta inclusive se ha vuelto el lugar favorito de muchos. Hay tantas posibilidades, que puede que no te dé tiempo realizar todas. Sin embargo, hay algunas que no puedes dejar pasar en este viaje. Por esta razón es importante hablar de ellas.

Visitar la Isla Mujeres significa conocer sus playas y parques acuáticos

Aún cuando sean unas vacaciones cortas, de tan sólo unos días, debes al menos, llegar a relajarte en unas de las playas que pertenecen a la isla, como la Playa Norte, que es bastante conocida por sus aguas turquesas, lo que llama la atención de los visitantes.

Ahora bien, en caso de que viajes en familia o con amigos, y sea por un tiempo más prolongado, realiza algunas de las actividades que brinda El Garrafón, un parque natural equipado, para que así tengas variedad en opciones. Te permite realizar expediciones por toda la isla, trasladarte en tirolesa o navegar por un kayak.

No obstante, estas no son las únicas actividades que se pueden realizar, ya que hay diversidad de lugares disponibles para recorrer y conocer.

Nada con tiburones o pasea mediante un barco

Por lo general, las actividades acuáticas son lo primero que nos viene a la cabeza al pensar en una isla; y en esta ocasión, no será diferente, puesto que tienes de todo, para escoger. Desde actividades recreativas hasta deportivas, la isla está habilitada para generar 100% de satisfacción.

Si viajas en familia, realiza buceo, wing diving o navega en un catamarán o barco. También puedes hacer recorridos en lanchas o kayaks, practicar la pesca deportiva o desplazarte sobre el mar usando una tirolesa.

Según en la época que emprendas el viaje, tendrás siempre opciones diferentes, que estarán cambiando, de tal forma que jamás se acabará la diversión. Para aquellos que son realmente atrevidos, y no le temen a nada, pueden viajar entre los meses de mayo y septiembre, ya que es el tiempo de avistamiento y para nadar con tiburones ballena.

Explora los restos de un templo maya y visualiza toda la isla desde un faro

En todo el caribe mexicano se pueden encontrar zonas arqueológicos mayas, como El Meco, donde se llevan a cabo eventos cívicos y religiosos. Por otro lado, puedes adentrarte a El Castillo, que es el punto más alto de la isla. Si llegas al final de la cima, podrás visualizar gran amplitud de la zona, para apreciar sus atracciones y aguas cristalinas.

Otro parecido es el Faro, que se ubica en la Punta Sur, entre un arrecife. Allí puede contemplar la fauna marina, realizar esnórquel y conocer su monumento religioso. Pero, si eres un amante del surf, entonces dirígete al Arrecife Manchones, que tiene 12 metros de profundidad, la Cruz de la Bahía, especies marinas y formaciones coralinas.

También está la Hacienda Manduca, que esconde secretos de un interés amoroso, así como los recuerdos de una historia pirata, sobre los indicios de contrabandos y tratados de personas esclavas. 

Admira en primera persona la belleza natural

En la zona más alta de la isla, que corresponde a la Punta Sur, están los acantilados, donde obtienes una vista impresionante del Mar Caribe. Entre los demás sitios naturales, se encuentra la Playa Norte y la Isla Contoy, siendo esta última un santuario de aves, que está protegido y es el hogar de más de 200 especies de aves.

Otro santuario es el de las tortugas marinas y el ya mencionado y famoso parque El Garrafón, donde está otro arrecife de coral y puedes admirar los peces de colores que allí se encuentran.