Cunas de colecho, ventajas para la madre y el bebé

By | February 1, 2021

Cuando se tiene un bebé, especialmente en sus primeros meses de vida, mantenerlo cerca mientras duerme es fundamental, esto facilita su cuidado y brinda a la madre mayor seguridad y tranquilidad durante su propio descanso.

Las cunas colecho son accesorios para el descanso del bebé, diseñados especialmente para tenerlo cerca de manera temporal mientras duerme, pero en espacios propios para él y su madre, estas cunas están llenas de grandes ventajas para ambos, conócelas.

Qué son las cunas de colecho y cómo funcionan

Las cunas de colecho son accesorios para el bebé, diseñadas de forma intencional para fijase de manera temporal a un costado de la cama de su madre, permitiendo que ella y el bebé estén cerca pero en espacios separados para cada uno. 

Este tipo de muebles infantiles funciona como una cuna común, solo que se vuelven una extensión delimitada de la cama de la madre, dejando un acceso rápido y seguro al bebé en el momento de alimentarlo o hacer que se duerma, durante los primeros 6 u 8 meses de vida del pequeño es una ayudante excepcional.

8 ventajas de las cunas de colecho para la madre y el bebé

Estos muebles infantiles están llenos de ventajas, estas 8 son las más destacables:

  1. Permite al bebé descansar de forma cómoda, continua y placentera, facilitando su atención de manera inmediata. Los bebés suelen dormir por 2 horas y medias continuas o un poco más, al despertarse quieren ser atendidos rápidamente, en especial cuando tienen hambre.

Las cunas de colecho disminuyen drásticamente la necesidad de que la madre se traslade a otro espacio para hacerlo, incluso no es necesario salir de la cama para ello.

  1. Brinda a la madre rápido acceso al bebé para atenderlo, ya sea que deba alimentarlo o necesite hacerlo dormir nuevamente sin levantarlo, la cuna de colecho permite a la madre hacerlo, traduciéndose en mayor tranquilidad y seguridad, necesarias en la vida materna, y especialmente durante los primeros meses de vida del bebé.
  2. Ayuda mejorar los tiempos de recuperación física de la madre, gracias a que disminuye la necesidad de levantarse de la cama para atender a su pequeño, haciéndola ideal para las mujeres que han tenido un parto natural difícil, una cesárea o sufren de alguna condición que las deje con movilidad reducida. 
  3. Facilita la conciliación del sueño tanto de la madre como del bebé, debido a que atenderlo cuando se despierta es muy rápido gracias a la cercanía de la cuna de colecho.
  4. Contribuye de forma exitosa a la adaptación del bebé a su vida fuera del vientre materno dándole cercanía con su madre, pudiendo descansar a su lado, aun estado en espacios separados, facilita así la vida de pequeñines durante sus primeros meses.
  5. Permite ahorrar espacio en la habitación, su tamaño es menor a los de una cuna convencional, siendo una excelente opción para quienes cuentan con dormitorios pequeños o tienen limitaciones de espacios.
  6. El ahorro de las cunas de colecho no es solo de espacio, gracias a sus dimensiones, también lo es monetario, ya que su coste es menor al de una cuna tradicional.
  7. Viene en distintos modelos, tamaños y presentaciones, dejando una paleta de opciones a la orden de la madre y el bebé, para que esta elija la que mejor satisfaga sus necesidades; además son regulables, ajustables y transformables.

Existen presentaciones que van desde los 50 cm (minicunas) hasta los 120 cm de largo (maxicunas), facilitando la extensión de su uso hacia los primeros 3 años de infancia, algunos modelos son transformables, volviéndoles cambiador, baúl, mesa o sofá, siendo un mueble de uso extendido durante la niñez, con distintas funciones.

Las cunas de colecho están llenas de ventajas para el bebé y la madre, facilitando el cuidado del pequeño mientras descansa, de forma cómoda, rápida y segura.